1 abr. 2014

Félix Grande. Letanía


Pero caeré diciendo
que era buena la vida
y que valía la pena
vivir y reventar

( Poética)



LETANÍA
dadme gaviotas piedras de siglos museos cuarteados sonidos de locomotoras
dadme una cuarta del silencio de Brujas el sauce junto al busto de Luis Vives
dadme árboles en flor dadme un bosque dadme calor
dadme una noche en La Habana de enero con olor a salitre y a mujer y a palmeras
dadme el recuerdo del olvido de las hondas muchachas que misteriosamente
dejaron su edad en mis manos canosas
dadme un abecedario desquiciado que únicamente sirva
para hacer logogrifos y sílabas de niño
dadme onomatopeyas y aeropuertos dadme cosas que sirvan a esta prisa y este miedo
que buscan a tientas un pezón yo soy un maya laborioso y bueno
dadme fruta dadme confianza dadme un nocturno de Chopin un cigarrillo
la calavera de César Vallejo dadme una lágrima de Dostoievski
una sonrisa de la viuda de Coltrane dadme un poco de pan y un verso
dadme otro mundo dadme gaviotas dadme otro mundo
dadme una pastilla dadme una sonrisa general dadme el hongo de Charlie Chaplin
dadme la zamarra de Brueghel dadme una silla que camine dadme una bicicleta pequeña
dadme un celemín de trigo una manta con agujeros un cabezal de paja
dadme un silencio que no amenace nada dadme un cofre con guijos blancos
dadme antes de la guerra dadme después del napalm y del fósforo
dadme un mundo sin asesinos dadme un plato de requesón
dadme un mundo sin asesinos dadme un mundo con menos asesinos
dadme un colibrí en la sandalia de mi sobrina dadme una cucharada de futuro
y el reverso de este vejamen dadme un papel pautado con canas de mi padre
dadme un porche con uvas dadme una vida sin canallas un mundo sin canallas
dadme algo que no tenga canallas ni asesinos
dadme una llave pequeña un contraveneno un membrillo maduro
dadme otro mundo y mucho mar dadme esperanza
dadme un porche dadme un porche sin asesinos
dadme gaviotas dadme gaviotas dadme algo dadme lo que sea
(La noria, 1967)