13 oct. 2011

Estrenamos biblioteca

No podíamos iniciar el Curso 2011-12 de mejor manera.

“Durante este pasado verano se han efectuado obras de mejora y ampliación de nuestra Biblioteca”, rezan los titulares de prensa.

       


Y ha quedado chulísima, con ese color naranja en sus muros y en el techo que los entendidos aseguran que oxigena el cerebro produciendo un efecto vigorizante y de estimulación de la actividad mental. También dicen que representa el entusiasmo, la felicidad, la atracción, la creatividad, la determinación, el ánimo, el estímulo, el éxito...
Ya veremos si es cierto, pero por probar que no quede.

Lo que sí es cierto es que la Señora Biblioteca necesitaba un cambio de imagen que al fin ha llegado.

Cuenta Mª José, nuestra bibliotecaria, que en los últimos años venía oyendo susurros lastimeros que ya no ha vuelto a escuchar.
Ella piensa que eran los libros: libros viejos encerrados bajo llave en las estanterías, libros sabios, deseosos de las caricias que ofrecen las manos de los niños cuando son ojeados, son consultados, son liberados.
Eran las enciclopedias –tan cultas ellas y relegadas al olvido- que miraban pasar la gente por delante de las cristaleras con esos ojillos tristes que ponen los animales abandonados.
Eran los cuentos y las novelas… barcos encallados desde cuya cubierta surgía en las noches de tormenta la ronca voz con olor a ron del capitán pirata gritando: “Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro. Suban a bordo”.

     


No ha vuelto a escuchar esos quejidos. Ahora dice que los libros libres vuelan de mano en mano, que los tebeos se visten de colores en los estantes, que Wikipedia informa que no para de recibir entradas de corta y pega, que la profe reúne a sus muchachos en asamblea lectora, que hay una niña de Diver que pasa horas leyendo sentada y cómoda en los sillones de aquel Rincón… que en el recreo presta más cuentos que bocadillos vende la cantinera.

Y yo le digo: “Todo es alimento, María José, todo es alimento. Que crezcan sanos estos chavales”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario